Revista

Re-
vis-
ta

imagen con identidad imagen con identidad
Puerto Dock Sud
Consorcio Naviero Argentino
Centro de Capitanes
APM Terminals
Assekuransa
Coprac
DP World
Horamar
Jan de Nul
Login
LoPrimo
One
Practicaje rio de la Plata
Terminal de Zarate
Exolgan
Nautica del Sur
Puerto Dock Sud
Consorcio Naviero Argentino
Centro de Capitanes
APM Terminals
Assekuransa
Coprac
DP World
Horamar
Jan de Nul
Login
LoPrimo
One
Practicaje rio de la Plata
Terminal de Zarate
Exolgan
Nautica del Sur
Puerto Dock Sud
Consorcio Naviero Argentino
Centro de Capitanes
APM Terminals
Assekuransa
Coprac
DP World
Horamar
Jan de Nul
Login
LoPrimo
One
Practicaje rio de la Plata
Terminal de Zarate
Exolgan
Nautica del Sur

Revista Megatrade

Nota del editor

Mucho se habla de que esta situación de pandemia va a cambiar las formas de relacionarse, especialmente en los negocios.
Asimismo, se dice que en el contexto de las operaciones de comercio exterior, esta crisis sirvió para acelerar los procesos digitales y eliminar mucho papeleo, para, entre otras cosas, evitar el contacto personal o que por ejemplo, en los organismos públicos, las agencias marítimas o en las terminales, se evite aglomerar gente. Sin embargo, algunas fuentes nos señalan que en esa cadena todavía hay mucho por hacer y se dan fuertes resistencias de ciertos eslabones que viven del papel y de las carpetas. Se detendrá la aceleración de los procesos digitales en el comercio exterior una vez que contemos con la vacuna salvadora?.
La incertidumbre sobre el futuro post pandemia parece preocupar mucho a los operadores aéreos, por ejemplo. Más allá de lo que ocurrirá con el turismo, se han acelerado tanto las reuniones vía virtual a partir de esta pandemia, que muchas empresas advierten que ya no serán necesario tantos viajes de negocios o reuniones entre principales y representantes locales y que esto puede impactar fuerte en las compañías aéreas y la hotelería.
Y hablando de “acelerar”, es sabido que paralelamente a que la actividad del comercio exterior fue declarada esencial y no paró; las que sí están detenidas son las LNA de importación. Esto genera una enorme preocupación de las empresas grandes, medianas o pequeñas que deben importar, - más que tienen que ver con insumos en sus cadenas de producción- porque no salen las licencias no automáticas, con muchos productos y SIMI observados, sin una norma que lo avale. Los reclamos en época de pandemia se pueden hacer sólo a través de la página de la Secretaría de Industria y no hay respuestas. El problema es que no existen razones en materia normativa, si se unen las razones de falta de dólares donde progresivamente el Banco Central ha ido sacando resoluciones restrictivas y la búsqueda – ya a nivel macro- de una suerte de importación administrada que le dice a la gente lo que debe o no hacer con su vida – más detalles en un comentario en ésta revista-
En tiempos donde un mismo funcionario puede decir que quiere promover las exportaciones y a la vez puede hacerlas un karma; dependiendo la tendencia del medio que lo entreviste o la entidad que lo invite a hablar en Zoom; vemos que con la participación de más de 180 cámaras empresariales de activa intervención en el comercio exterior, el canciller Felipe Solá lanzó el Consejo Público Privado para la Promoción de Exportaciones, dependiente de esa cartera; “el espacio institucional que articulará en forma permanente el diálogo entre el gobierno y las empresas para formular una política nacional exportadora”. Y la Fundación Exportar, que se encarga de estos temas en el ámbito de la AAyCI que estaban en Producción?. Y la Mesa Exportadora?
Por otro lado, al Presidente de la Nación que se explayó ante la American Society/Council of Americas; si bien estuvo enfocado en aclarar el tema de la deuda, para “que nos ayuden”; al mismo tiempo, tiró un par de puntos que quizá no estén tanto en su manejo pero debe repetir por información que alguien le da en esta materia.
En primer lugar, el latiguillo de que “hay que dejar de vender alimentos para los animales chinos” y agregar valor para exportar cortes de carne – algo que ya se hace- como si hubiera contradicción entre exportar granos – que ya tienen valor agregado – o autos..Los dos pueden caminar si hay un plan o si no se pone el pie sobre la cabeza de los exportadores e importadores serios o no se quiere aniquilar lo poco que funciona. Como ser el revuelo por las exportaciones de langostino – de lo poco que funciona en la pesca- esta vez, por rencillas gremiales.
Pero parece que no hace falta un plan. Cómo hacer entonces para que, como dijo él mismo, “exportar y entrar al resto del mundo en forma competitiva”?. Debemos esperar que se genere el “nuevo orden económico mundial” con la ética de cambiar un sistema donde unos muy pocos se benefician y los demás no tienen oportunidades?. En el mientras tanto, Europa aprueba un fondo de apoyo de cientos de miles de millones de euros para la salida de la desastrosa crisis. Aquí no podemos hacer ni algo de cerca porque nos comemos las oportunidades…
Por otro lado, en el mismo ámbito, mencionó otros temas - quizá menores para el gran público- como que hay que terminar de acordar con Chile para promover la salida de los productos de las economías regionales por los puertos trasandinos y evitar Buenos Aires y al mismo tiempo, que hay que promover el desarrollo de la hidrovía para que las “cargas del norte salgan directamente sin tocar Buenos Aires”.
Resulta extraña tanta animosidad contra el puerto de Buenos Aires que seguramente debe tener que ver con quejas de algunas provincias que reciben de los cargadores – aunque hay que ver si los costos tienen que ver con toda la cadena, no el puerto en sí- y la presión, entre otras cosas, para avanzar sobre el multimillonario proyecto del túnel Agua Negra en San Juan.
Esto quiere decir que resignamos nuestros puertos para salir por Chile e ir a los mercados de Oriente – como si fuera más cerca, cosa que no está comprobada- y Montevideo como hub del río de la Plata?. Un discurso que promueven nuestros vecinos y curiosamente era el dolor de cabeza de algunos funcionarios que participaron en la era kirchnerista anterior…
Curiosamente, y en forma paralela, el ex ministro de relaciones exteriores, Jorge Taiana, ahora legislador, replica en forma poco clara un un proyecto para un “nuevo canal de Magdalena” para la salida de los buques que nos “independice” de Uruguay. Esta vez favoreciendo al puerto de La Plata, dice.
Confusión que tendrá que ver con los efectos del aislamiento. O no?

Dario Kogan

#EDITORAL

Mirá la última revista

Descargala

Mantenete informado

Suscribite