Bolsonaro concesiona todo lo que puede.....

El gobierno federal brasileño envió para análisis al Tribunal de Cuentas, el proyecto de desestatización de la Companhia Docas do Espírito Santo (Codesa), que prevé la venta del control de dicho ente estatal y la concesión de los servicios de los puertos de Vitória y de Barra do Riacho (Aracruz) por 35 años. Será la primera privatización del sector portuario del país, dijeron fuentes oficiales. Un anuncio tan fuerte fue realizado por las redes sociales por el ministro de Infraestructura de Brasil, Tarcísio Freitas, que cree que esta licitación inaugura una nueva era en el sector, abriendo espacio además para la privatización del puerto de Santos. Después de la “Infra Week” de abril, que tuvo 28 activos licitados con éxito en tres días seguidos, el Ministerio prepara ahora un mes de super concesiones. Así serán ofrecidos a la iniciativa privada proyectos que prevén R$ 23 mil millones de reales en inversiones. El programa incluye la relicitación de la autopista Presidente Dutra (Rio-São Paulo) y el mayor concesionamiento portuario de las últimas dos décadas, además de la BR-381 en Minas Gerais, más conocida por la “ruta de la muerte” que será ampliada. Esta duplicación de capacidad viene siendo prometida desde la época de Fernando Cardoso, pero hasta ahora sigue siendo una vía única de dos sentidos. Respecto a esta licitación algunos dicen que la ampliación total de la ruta recién quedará finalizada en 10 años. Para los potenciales concesionarios no hay otra forma de que transcurra este tiempo para que el negocio sea rentable. La intención de Tarcísio Freitas es organizar cuatro rondas seguidas entre el 29 de octubre y el 25 de noviembre. Para avanzar, el gobierno prevé revisar una resolución del PPI que obligaba a un intervalo mínimo de 100 días entre el lanzamiento de la licitación y la efectividad de la ronda. La norma tenía que ver con dar más tiempo a los grandes grupos, especialmente internacionales, para que formalicen sus propuestas. Ahora ese tiempo debe caer entre 10 días y 1 mes. El argumento es que el mercado ya conoce bien las condiciones generales y los principales puntos de las nuevas concesiones que ya fueron debatidas con las empresas en las audiencias públicas organizadas por los organismos reguladores. Por ejemplo, hay mucha expectativa con la llegada de pesos pesados en la relicitación de la Dutra, la mayor conexión terrestre del país, que cubrirá el trecho de 271 kms. entre Río y Santos e inversiones por casi R$ 15 mil millones en ampliación de su capacidad. La exigencia particular es la construcción de una nueva ruta en la subida de la Serra das Araras (RJ). Será el primer piloto para el sistema “free flow”, sin la necesidad de estaciones de peaje en la región de Guarulhos (SP), generando un modelo híbrido. Para el 12 de noviembre el gobierno federal resolvió juntar en una sola movida la licitación de siete terminales portuarias – em Areia Branca (RN), Maceió (AL), Mucuripe (CE), Itaguaí (RJ), Imbituba (SC), Cabedelo (PB) y Porto Alegre (RS) – con áreas para el movimiento de graneles sólidos, líquidos, carga general y una terminal de sal por un monto de R$ 500 millones. Ya el día 19 se prevé el mayor arrendamiento portuario de los últimos 20 años, las áreas STS 08 y STS 08A destinadas al movimiento de combustibles en Santos, a partir de una división del espacio hoy operado por la subsidiaria de Petrobras, Transpetro, que no obtuvo la renovación del contrato. Con esto, el gobierno espera una competencia en el puerto e inversiones por casi mil millones de reales. Los contratos por 25 años obligan a la construcción de muelles que van a aumentar en 50% la capacidad en la región portuaria de Alemoa, en el puerto santista.
© Copyright 2014 Revista Megatrade | Todos los derechos reservados
contacto@revistamegatrade.com.ar