Informe de FADA. Siempre la culpa es del otro?

inflación es culpa del otro. Los precios suben porque otros ponen sobreprecios. Los precios suben porque los impuestos también lo hacen…. como los impensados. La Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) publica un informe de composición de precios que abarca tres cadenas que son la leche, el pan y la carne. Tratan de buscar como se conforman los precios mientras van avanzando por los distintos eslabones de la cadena productiva, desde el campo hasta la mesa de su casa. El fin del mismo es contribuir a la transparencia y a reducir la desinformación, para entender por qué los alimentos valen lo que valen, y así poder identificar dónde pueden estar los principales problemas de cada cadena. Como argumento señala que en muchos discursos se escucha culpar a la guerra de Ucrania vs Rusia por el aumento de los precios de los granos, porque siempre es más fácil culpar al otro y se desvía la discusión de la inflación hacia ese lugar. Concretamente: El maíz representa sólo el 16% del precio final de la carne de cerdo, 23% en carne aviar, 11% en carne vacuna y 6% en leche. El trigo aporta el 13% del precio del pan. Datos, no estadística. Para ampliar un poco más el punto erróneo del debate sobre la inflación, “entre febrero y la primera semana de abril, el precio del trigo había aumentado un 30% y maíz un 10%”, comentó Nicolle Pisani Claro, economista de FADA. El precio que se paga en panadería del pan francés, no debería aumentar más del 4$ por la “culpa” del trigo o, en el caso del maíz, no más del 1,6% la carne porcina o el 2,3% la carne aviar, 0,6% la leche y 1,1% la carne bovina. Con esta información se cae el mito de que el precio lo pone el productor, agrega. Entonces, parece que las restricciones a la exportación de carne, trigo o maíz, crear fideicomisos de trigo o subir los derechos de exportación de granos, no estarían dando marcha atrás con la inflación, sino que generan más trabas y menos incentivos para producir, dice FADA. Es por esto que David Miazzo, Economista jefe de la entidad, dijo que “en el largo plazo, lo único que asegura que los productos sean baratos es que haya más haya más oferta ya que es la única forma genuina para que un producto sea barato. Por este motivo, lo que en realidad hay que hacer es incentivar la producción, abriendo mercados, generando previsibilidad, bajando la carga tributaria para generar lo que realmente necesitamos: más trabajo y más dólares”. FADA, en su estudio que publica de manera semestral sobre la composición de precios que van desde el campo hasta el consumidor final, observa qué, en el caso del pan, se multiplica por siete veces y media, en la leche, se triplica. En la carne… más del 60% son costos y el 28%, impuestos. En un detalle más exhaustivo de los precios de los productos, podemos ver que: En el precio de la leche entera que se usa para cortar el café, el tambo representa el 35%, la industria el 32%, el comercio el 7% y los impuestos el 26%. El maíz solo el 18% de la leche del tambo y el 6% del sachet. Un precio de $106,5, de los cuales $28 son impuestos. Al abrir un poco más los números, el 86% son costos de producción, 26% impuestos y -12% pérdida de la cadena. De los impuestos que paga la cadena, 78% son nacionales, 18% provinciales y 4% municipales. El IVA representa el 67% de todos los impuestos. Respecto al pan que se usa para mojar en la salsa, el trigo representa el 13%, el molino el 4%, la panadería el 60% y los impuestos el 23%. En el viaje del campo a la mesa de los hogares, el precio del trigo se multiplica pro 7,5. Para ponerlo en números, el precio en panadería promedio es de $202,5 el kilo, de los cuales, 47% van para la carga tributaria. Ojo, en las panaderías se da un salto importante ya que tienen un uso intensivo de la mano de obra, costos de servicios y de alquiler. Además, las escalas de producción a lo largo de las cadenas son distintas, mientras el trigo y harina se realizan a gran escala, en la panadería se da de una forma más artesanal, por lo que los costos unitarios son mayores. Si se analiza cómo se componen los impuestos, el 63% son costos, el 23% impuestos y el 14% ganancias. De los impuestos que paga la cadena, el 77% son nacionales, 20% provinciales y 3% municipales. Impuesto a las ganancias e IVA concentran el 70% de los impuestos pagados por la cadena. Respecto a la carne que se utiliza para hacer al horno, el precio promedio de la carne la cría representa el 28%, el feedlot 29%, frigorífico 5%, carnicería el 10% y los impuestos el 28%. El maíz representa 11% del precio del kilo de carne al mostrador. ¿Y los impuestos? La carga impositiva representa el 28% del precio, el 60% son costos de la cadena y 11% ganancias. De esos impuestos, el 75% son nacionales, 19% provinciales y el 6% municipales. El impuesto a las ganancias y el IVA, son los de mayor participación, que en conjunto representan el 65% de los impuestos totales. Vamos a resumir. Segun FADA:

• 1 de cada 4 pesos que pagamos en carne, leche y pan son impuestos.

PAN
• Precio del pan: el 63% son costos, el 23% impuestos y el 14% el resultado.
• El trigo representa sólo el 13% del precio en góndola.
• El precio del trigo se multiplica por 7,5 en su recorrido desde el campo a la panadería.
• El consumidor pagó en promedio $202,5 el kilo de pan, de los cuales $47 corresponden a la carga tributaria
• Precio pan en eslabones: el trigo representa el 13%, el molino el 4%, la panadería el 60% y los impuestos el 23%.

CARNE
• 28% con impuestos, el 60% son costos y 11% el resultado.
• El maíz representa sólo 16% del precio final de la carne de cerdo, 23% en carne aviar y 11% en carne vacuna.
• Precio carne en eslabones: la cría representa el 28%, el feedlot 29%, frigorífico 5%, carnicería el 10% y los impuestos el 28%.

LECHE
• 86% son costos de producción, 26% impuestos y -12% pérdida de la cadena.
• El maíz representa sólo el 6% del precio al consumidor.
• El precio de la leche se triplica del campo al sachet.
• En promedio el sachet tuvo un precio de $106,5, de los cuales $28 son impuestos
• Precio leche en eslabones: el tambo representa el 35%, la industria el 32%, el comercio 7% e impuestos el 26%.

Al analizar los números expuestos, desde FADA, infiere que el problema no es de un precio en particular sino del peso (la moneda) en sí mismo, nuestra moneda pierde valor de compra, es decir, el problema es mucho más amplio. El equipo económico de FADA define tres puntos para explicarlo: “Primero que tenemos un profundo déficit fiscal, segundo que esto se financia emitiendo pesos y como tercero se suma la falta de confianza, esta situación se traduce en pesos que cada vez valen menos: eso es la inflación”.
© Copyright 2014 Revista Megatrade | Todos los derechos reservados
contacto@revistamegatrade.com.ar