La logística internacional sacudida por efectos de la pandemia limitó la competitividad de las empresas exportadoras de Córdoba

El 30% de las empresas tuvieron problemas relacionados con la logística y el transporte, debido a los efectos de la pandemia, y un 25% tuvo interrupciones en sus cadenas de suministros. La presión impositiva, la inflación, los costos logísticos internos y el tipo de cambio, junto con el costo de financiamiento se ubican entre los principales impedimentos para alcanzar una mayor competitividad. Pese a la situación, las expectativas tanto para exportaciones como para importaciones, son positivas para los próximos 12 meses. Esto se desprende de un nuevo relevamiento de la Cámara de Comercio Exterior de Córdoba (CACEC) entre sus asociados, a través de la Encuesta semestral llevada a cabo por el Observatorio de Comercio Exterior – OCE – dependiente de su Instituto Superior de Comercio Exterior- ISCE -. El mismo se orientó a empresas de la industria manufacturera que desarrollan de manera continua actividades de exportación y/o importación de bienes. (Se excluye en esta etapa a las empresas pertenecientes al sector servicios e importadores puros). Los resultados muestran que un 40% de las empresas, tuvieron un efecto negativo en sus ventas al exterior producto de la pandemia. Además, hay un 26% de las empresas que tuvieron un impacto positivo en sus ventas, seguramente debido a ser empresas que vieron aumentadas sus demandas por estar relacionadas con productos de la salud o esenciales. Asimismo, se formularon adicionalmente un conjunto de preguntas, cuyo objetivo es conocer las dificultades que se le presentan a las empresas en diversas áreas relacionadas con temas operativos y de competitividad. Estos componentes son evaluados con una calificación de 1 a 5; siendo 1 bajo y 5 alto, es decir que en el caso de obstáculos implica que 5 es el mayor grado de interferencia negativa. Impacto de diferentes instancias operativas Según las respuestas obtenidas, se puede observar que la elevada incidencia de los costos logísticos sobre el valor del producto, son los que tienen mayor impacto negativo, superando por un amplio margen al resto de las instancias consultadas. Como dato significativo destaca que el 30% de las empresas tuvieron problemas relacionados con la logística y el transporte, debido a los efectos negativos de la pandemia. Además, hay un 25% de las empresas que tuvieron interrupciones en sus cadenas de suministros y un 11% de las empresas se vieron afectados en su producción por diversos motivos.

Incidencia de diferentes variables en la Competitividad
En el conjunto de respuestas se observa que la presión impositiva, la inflación, costos logísticos internos y el tipo de cambio, junto con el costo de financiamiento se ubican entre los principales impedimentos para alcanzar una mayor competitividad. Asimismo, el tipo de cambio competitivo que las empresas encuestadas consideran adecuado, se situó en 142,10 pesos, siendo un tipo de cambio promedio simple que surge de las respuestas analizadas y que alcanza un aumento porcentual del 19,9% respecto al semestre anterior. Al comparar el tipo de cambio oficial con el tipo de cambio solicitado por las empresas, se observa que la brecha entre ambos ha aumentado notablemente desde el año pasado, llegando al máximo histórico desde que realizamos la medición. En términos generales, el empresario considera que el tipo de cambio de pesos por dólar en octubre de 2021 está un 43,2 % por debajo de lo que estiman necesario para su competitividad.

Expectativas con relación a las exportaciones
El impacto perjudicial que produjo la pandemia en el nivel de la actividad económica, ya se había visto reflejado en el informe del año pasado donde por primera vez las expectativas negativas habían superado a las positivas. En la actualidad, se ve que las posibilidades que esperan los empresarios han vuelto a ser optimistas, llegando a un 60% las empresas que esperan mejorar sus exportaciones, contra un 7% que consideran tener un menor nivel para el año próximo. En cuanto a las importaciones, se observa la misma tendencia marcada anteriormente, en la que las expectativas optimistas han superado a las negativas pero han disminuido con respecto al último semestre. Con respecto a las expectativas inflacionarias para los próximos 12 meses, la mayoría de los encuestados – un 70%- respondió que espera un nivel de inflación mayor al 45%. En cuanto a las medidas que el Estado debería tomar para mejorar la situación de las Pymes hoy se observa que la opción más elegida, fue la reducción del gasto público en los 3 sectores del Estado. Por último, se consultó sus expectativas en cuando creían que la situación podría volver a normalizarse y la economía ponerse en marcha nuevamente, el mayor porcentaje lo alcanzo la opción de mediados del año próximo.
© Copyright 2014 Revista Megatrade | Todos los derechos reservados
contacto@revistamegatrade.com.ar