Los 150 años de Hamburg Sud: la historia misma del shipping moderno

El 4 de noviembre, exactamente a las 11:30 horas, se cumplieron exactamente 150 años desde que una docena de comerciantes hamburgueses e ingleses y un banco constituyeran Hamburg-Südamerikanische Dampfschifffahrts-Gesellschaft como primeros accionistas. “El objetivo de la compañía era establecer un tráfico marítimo confiable entre Hamburgo, Brasil y el Río de la Plata Aún hoy, esta sigue siendo una de las principales rutas de Hamburg Süd. Operando desde su sede de Hamburgo, la naviera es uno de los líderes en logística y transporte de contenedores en Brasil, Argentina y Uruguay, al igual que en las relaciones entre los puertos de Norte y Sudamérica y hacia Oceanía (Australia, Nueva Zelanda). Como especialista en estas rutas Norte-Sur, en las que el transporte de carga frigorífica es tan habitual en productos como la fruta y la carne, Hamburg Süd forma hoy en día parte del líder mundial A.P. Moller – Maersk”, dice el comunicado oficial de la compañía naviera más tradicional en el tráfico Mar del Norte/Costa Este de Sudamérica. En palabras de Poul Hestbaek, CEO de Hamburg Süd desde este año: «Todos nuestros empleados pueden estar orgullosos por este aniversario, puesto que son ellos quienes convirtieron la empresa en lo que es hoy: un líder del mercado en confiabilidad, proximidad al cliente y calidad de servicio. En los grandes temas del futuro estamos hoy ya muy bien posicionados, gracias también a nuestra pertenencia a Maersk. Entre esos aspectos figuran sobre todo la digitalización, la descarbonización de la navegación marítima y la diversificación de la oferta de productos en toda la cadena logística para nuestros clientes». Agrega el comunicado de HS que como compañía sólida bajo el paraguas de Maersk, Hamburg Süd pone a disposición de sus clientes la mayor flota mundial de barcos y contenedores, junto con la red más amplia de conexiones en todo el planeta. Con servicios adicionales como el despacho de aduanas, el almacenamiento, la logística de la cadena de frío o los transportes nacionales, Hamburg Süd está en condiciones de ofrecer a sus clientes soluciones integradas en toda la cadena logística. «Ahora estamos trabajando en otros muchos servicios nuevos que serán de enorme utilidad para nuestros clientes. En determinados países, ya ofrecemos incluso servicios de carga aérea para mercancías urgentes. Además de esta diversificación en nuestro catálogo de productos, las relaciones duraderas y de confianza con nuestros clientes, junto con un servicio siempre personal y próximo, seguirán siendo las señas de identidad de Hamburg Süd», subraya Hestbaek. Recordamos que Hestbaek ha estado en la compañía desde 2004 y asumió como CEO luego de ser director Comercial de Hamburg Süd. Precisamente tomó el cargo luego de la salida de la compañía por parte Arnt Vespermann, quien estuvo en Hamburg Sud por más de 20 años. En su momento, el objetivo de Vespermann fue mantener inalterado el ADN de la empresa para los clientes durante el proceso de integración con Maersk, garantizando la misma calidad de servicio y el apoyo de la gente local.. Precisamente este fue y es un tema central en la empresa ya que la marca – incluso el color rojo- de Hamburg Sud estaba tan incorporado en los cargadores que parecía un error garrafal abandonarlo. Ni que hablar para los propios alemanes que vieron cómo se desvaneció la resistencia de la familia Oetker frente al todopoderoso gigante danés. Veremos con las nuevas generaciones si estas cuestiones no serán un tema para debatir en un Museo.. A propósito del aniversario, el CEO de Hamburg Sud señaló que la adquisición de Maersk en 2017 fue un verdadero cambio de juego para para la empresa. “Nuestros clientes se benefician enormemente de los servicios adicionales que podemos ofrecer junto con Maersk. El futuro se centrará en la logística de principio a fin, y continuaremos ampliando nuestra cartera de ofertas relacionadas, siempre junto con el servicio al cliente muy personal por el que Hamburg Süd es famoso”, dijo Hestbaek. Agregó que en todo esto, la empresa tiene la suerte de pertenecer “no solo al líder del mercado mundial, sino también al líder tecnológico en logística de contenedores, ya sea con problemas relacionados con TI como blockchain o I + D orientados al desarrollo de combustibles verdaderamente neutrales en CO2 para futuros esfuerzos. Para descarbonizar el shipping, Maersk tiene una fuerza y un dinamismo tremendos, lo que nos beneficia directamente y también a nuestros clientes. Entonces, soy muy optimista” En cuanto a los mayores desafíos que enfrenta el shipping: en primer lugar Hestbaek señala la necesidad de volverse climáticamente neutral. “No hay forma de evitar esto y debe hacerse rápidamente; lo que requerirá enormes esfuerzos e importantes inversiones de todos los actores. Por ejemplo, la industria necesita idear sistemas de propulsión alternativos y adquirir combustibles neutros en carbono en escala. Esto es técnicamente posible, pero también es complicado y todavía es necesario poner en marcha enormes capacidades de producción. A través de Maersk, Hamburg Süd también está asumiendo un papel pionero en la descarbonización. Hemos establecido objetivos claros y ambiciosos; hemos encargado barcos más sostenibles que puedan funcionar con biometanol; y estamos trabajando duro para conseguir los combustibles verdes necesarios. Estamos convencidos de que es factible lograr que el shipping sea climáticamente neutral para 2050”, dice. Pero advierte que el gran desafío al que la empresa se enfrenta en este momento, tiene que ver con que las cadenas de suministro globales deben comenzar a funcionar de nuevo de manera más fluida y confiable de lo que lo hacen actualmente. “Esta disrupción ha sido provocada por fuertes influencias externas y, sobre todo, por la pandemia de coronavirus y la conmoción que ha provocado en el flujo de mercancías. Esto luego se ha visto reforzado por importantes aumentos en la demanda en varios países, como los Estados Unidos. Todos los socios a lo largo de la cadena de transporte deben trabajar juntos de manera más eficiente, y la infraestructura existente también podría utilizarse mejor. Necesitamos una mejor integración de los modos de transporte. Estoy convencido de que los avances en la digitalización, incluido el uso de la inteligencia artificial, conducirán a un gran progreso en muchas áreas, como la optimización de los procesos en las terminales, que a menudo están sobrecargadas en estos días, y la conexión de transportes interiores. Y lo que es más importante, la digitalización también permitirá una visibilidad mucho mejor en las cadenas de suministro”, explicó Hestbaek. En cuanto al papel futuro del transporte marítimo en la cadena de suministros, señaló que seguirá manteniendo su papel dominante. “En la gran mayoría de los casos, el transporte marítimo es simplemente la forma más económica y ecológica de transportar grandes cantidades de mercancías. Y las cosas también seguirán así. Con nuevos combustibles, será aún más sostenible. Es más, estoy convencido de que el comercio mundial seguirá creciendo, ya que es la base de la prosperidad mundial y también del entendimiento internacional. Quienes comercian entre sí tienen más probabilidades de evitar conflictos para no sufrir daños económicos. Los flujos individuales de bienes siempre cambiarán. Pero dada la creciente población mundial y el creciente crecimiento económico en todo el mundo, el volumen de comercio seguirá aumentando. No espero ver un proceso de desglobalización, o al menos no como resultado de la impresión 3D, aunque el aprovisionamiento cercano podría tener cierto impacto”, explicó el CEO de HS. Agregó que incluso durante el primer y riguroso bloqueo por la pandemia, la industria naviera y las terminales lograron mantener el intercambio global de mercancías en funcionamiento en todo momento y a pesar de todas las dificultades. “Ha sido un logro magnífico”, dijo. Finalmente, haciendo una evaluación personal sobre el 150 aniversario de Hamburg Süd, señaló que resulta algo especial cuando una empresa supera los trastornos a veces profundos durante un período de tiempo tan largo y tiene éxito. “No hay que olvidar que esto ha incluido crisis económicas, pandemias, guerras y cambios estructurales masivos en nuestra industria, como la contenedorización a partir de la década de 1970. No pasó mucho tiempo antes de que aquellos que tomaron las decisiones equivocadas en ese momento y no reconocieron las ventajas de los contenedores quedaron completamente fuera del negocio”, explica. Cerró señalando que en un aniversario como este, “uno siente tanto orgullo como humildad y, sobre todo, gratitud hacia nuestros clientes, así como hacia las generaciones anteriores de empleados y gerentes, que claramente siempre han tomado muy buenas decisiones en Hamburg Süd durante el último siglo y medio. Nuestro 150 aniversario es verdaderamente un motivo para celebrar”.
© Copyright 2014 Revista Megatrade | Todos los derechos reservados
contacto@revistamegatrade.com.ar