Cumbre del Mercosur: Entre juntos para qué y la apertura para estar mejor

La reciente cumbre del Mercosur en Paraguay, la primera después del inicio de la pandemia, dejó algunas perlitas más allá de las cuentas pendientes que nunca terminan por cerrar en el bloque.
Parece que ahora en cada encuentro lo que se espera es ver cuánta es la diferencia de opiniones entre Uruguay y Argentina y hasta dónde llegarán las palabras de uno y otro mandatario. Más allá de los temas importantes que dejan de tratarse.
De todos modos, a estas alturas, ya es importante que se vuelvan a ver las caras los socios del Mercosur con los presidentes de Argentina, Alberto Fernández, Uruguay, Luis Lacalle Pou, y Paraguay, Mario Abdo Benítez de Paraguay. Jair Bolsonaro no estuvo presente, pero envío un mensaje por video. También estuvieron representantes de Bolivia, país en proceso de adhesión al Mercosur, y otros de la región, asociados o no.
El encuentro estuvo marcado por el anuncio que hizo Uruguay sobre las negociaciones de un tratado de libre comercio con China, criticado por algunos y pasado por alto por otros. Así, la columna vertebral de todos los discursos fue el conceso y la unión de los países miembros a la hora de negociar ciertas políticas. Abdo Benítez, enfatizó en la importancia de la unidad del bloque y defendió su consolidación al destacar como un ejemplo la continuidad de las negociaciones para un acuerdo comercial con Singapur, que al parecer es una realidad, después de tanto tiempo de idas y vueltas. Respecto a la unidad, señaló que la coyuntura crítica global requiere concentrar más que nunca las energías en la adopción de la postura “de políticas conjuntas y compartidas, que posibiliten la satisfacción de las necesidades de nuestros pueblos”.
Alberto Fernández, quien se opuso de manera rotunda a las negociaciones uruguayas, dijo que no nos ilusione la idea de buscar soluciones individuales y que el Mercosur debe vivir muchos años más. “Hay que ponerse de acuerdo para trabajar juntos en un continente que tiene lo que el mundo busca para el mañana y que, si no estamos más unidos que nunca, vamos a cometer el peor de los errores”, agregó. Agregó que el mundo que se viene es el de las regiones, no de los países y propuso: «¿Por qué no lanzamos juntos el acuerdo con China? ¿Por qué no lo evaluamos juntos?. Así ese acuerdo va a ser mucho más fuerte». Claro que se puede tardar 20 años más. También hizo referencia al acuerdo con Singapur, remarcando que hacer las cosas en conjunto es posible. Entre tantas convicciones relativas que se escucharon, finalmente una derivación curiosa del presidente argentino sobre para qué es bueno el Mercosur: “Tenemos que hacer fuerte el Mercosur, para que la CELAC sea fuerte”. (?)
Por su parte, en lo que parece ser la “otra vereda”, o si somos más precisos del “otro lado del charco”, Lacalle Pou dijo que genera incertidumbre el escaso avance de estos últimos tiempos en el acuerdo con la UE y que son épocas de modernización y flexibilización. Pou sabe que si se negocia mediante el bloque se pueden conseguir más condiciones, pero sostuvo que si bien la espalda es mucho más ancha con el Mercosur, sus equipos económico/comerciales ya se están juntando para empezar a negociar el tratado de libre comercio con China. Agregó que avanzada esa etapa va a hablar con los socios para invitarlos a sumarse de forma de ser un bloque con más potencia negociadora. De otro modo, Uruguay va a avanzar igual y cerró: “La mejor manear de proteger a mi Nación es abriéndonos al mundo”. Políticamente muy incorrecto para su vecino….
En su mensaje virtual, Bolsonaro señaló que Brasil defiende la reducción del 10% del arancel externo común, que brindará una importante contribución para combatir la inflación. Mencionó las necesidades en inversión y en infraestructura física, logísticas y el fortalecimiento del agronegocio sustentable de la región. También sostuvo que la ampliación de flujos de comercio e inversiones al interior del Mercosur y en toda América Latina y el Caribe fortalecerá las cadenas regionales de valor y reducirá la vulnerabilidad externa ante las crisis internacionales. Para cerrar, señaló que el bloque tiene un papel importante para enfrentar los shocks externos, pero así como el resto del mundo, precisa de más comercio y más inversiones. Recordamos que durante esta reunión, Lacalle Pou recibió oficialmente de Abdo Benítez la presidencia pro témpore del grupo para el próximo período.
Esperaremos un próximo round?..
© Copyright 2014 Revista Megatrade | Todos los derechos reservados
contacto@revistamegatrade.com.ar