Tan sólo un proyecto para que AGP maneje la transición hasta la licitación a largo plazo del Sistema de Navegación

Quién dijo que iba a ser fácil….que la nueva licitación del Sistema de Navegación Troncal tendría una continuidad de alguna manera, más allá de modificaciones que lo hagan más eficiente y competitivo. Si bien se vienen escuchando “visiones” (por llamarlas de alguna manera) en todas las direcciones, circula un proyecto de Decreto del Ministerio de Transporte que está en legal y técnica, que patea las cosas para más adelante y donde se quiere conformar a propios y extraños: el Estado a través de AGP manejando la contratación de las obras en el Sistema de Navegación Troncal, por ahora por un año, renovable por igual período, cobrando el peaje, hasta que llegue la licitación “en serio”. Sería a partir de septiembre cuando vaya a vencer la extensión de 90 días que se le dio a la concesión vencida. Con todo lo que esto significa en momentos en que en el Paraná hay una bajante estrepitosa y hay que poner a trabajar las dragas a lo loco para que los buques puedan salir. En concreto, la idea es que AGP contrate a distintas empresas para mantener los tramos de la vía y el balizamiento, pero sin encarar nuevas obras hasta que se arme la licitación manteniendo la situación actual para que no se deterioren las vías navegables. El proyecto que viene circulando tendría algunas modificaciones. Un punto sustancial es cómo generar una estructura en AGP que pueda manejar el cobro de los peajes….hoy el pago se hace al concesionario, garantía de que las obras se puedan hacer…. No hay que olvidar que las autoridades de Transporte de la administración anterior tenían la idea de que AGP maneje lo que iba a ser la licitación, ya que esta sociedad del Estado cuenta con los fondos que no tiene la subsecretaría de Puertos y Vías Navegables, claro que el objetivo en su momento era que se llegue a una nueva concesión y no hacerse cargo de todo el Sistema. Con tantas idas y vueltas y presiones hasta de filósofos que hacen revisionismo histórico, pero que no saben diferenciar la manga de la eslora, habrá que ver si AGP puede sostener está idea en un par de años. En el detalle del proyecto se señala “que resulta conveniente otorgar a la AGP la concesión de obra pública por peaje para la modernización, ampliación, operación y mantenimiento del sistema de señalización y tareas de dragado y redragado y mantenimiento de la vía navegable troncal comprendida entre el kilómetro 1238 del Río Paraná, punto denominado Confluencia, hasta la Zona de Aguas Profundas Naturales, en el Río de la Plata exterior, hasta tanto los futuros adjudicatarios de la Licitación ordenada por el Decreto N° 949/20 estén en condiciones de tomar la prestación de los servicios referidos”. Para ello se debe confirmar la incorporación de un artículo al Estatuto de la AGP, que está previsto en el decreto y que dice: “También podrá asumir la concesión de obras y/o la administración, prestación de todo tipo de servicios de mantenimiento, y operación de las vías navegables que se le otorguen y/o se le encomienden, realizando los actos que le corresponda ejecutar en tal carácter, por sí o a través de terceros.”. Algunos de estos considerandos dejan muy lejos aquella idea de la AGP en “liquidación”, luego de la Ley de Puertos. Por lo pronto, el organismo ya desde hace años ha venido asesorando técnicamente en varios proyectos que no tienen que ver con el puerto de Buenos Aires, en Tierra del Fuego por ejemplo e incluso ahora es la cabeza de la unidad ejecutora del Canal Magdalena. En el proyecto de decreto señala que “dicha Sociedad del Estado tiene a su cargo la dirección, administración y explotación de los puertos comerciales de la Republica Argentina cuya gestión le haya sido confiada por el PEN, y de las actividades anexas, accesorias y complementarias de estos fines, con ajuste a los principios y lineamientos fijados por la Política Portuaria Nacional, y capacidad para entender en la planificación de la infra y super estructura, con miras de asegurar el desarrollo regional armónico de los puertos del país.” Además se dice además que la propia SSPVNyMM como autoridad de aplicación ha destacado que la AGP, cuenta con el formato jurídico y técnico apropiado para cumplir con los mencionados cometidos hasta tanto se desarrolle la licitación pública a largo plazo y que la ex Unidad Ejecutora Especial Temporaria – más temporaria que nunca-, “oportunamente indicó que a los efectos de instrumentar la concesión directa que se propicia no colisione con el proceso licitatorio instruido por el Decreto N° 949/20, resulta necesario limitar en el tiempo la duración de la licitación directa, de forma tal que ese plazo sea complementario a la adjudicación y toma de servicio por parte de los nuevos operadores” Además, que la AGP “posee la capacidad técnica para planificar la ejecución, por si o por terceros, de los actos y obras necesarias para la adecuada prestación de los servicios de dragado, balizamiento y control hidrológico de la Red Navegable Troncal, asegurando la presencia estatal en el cumplimiento de las prestaciones que actualmente se realizan a riesgo empresario”. Así se otorga a la AGP la concesión de la operación para el mantenimiento del sistema de señalización y tareas de dragado y redragado y el correspondiente control hidrológico de la Vía Navegable Troncal comprendida entre el kilómetro 1238 del Río Paraná (punto denominado confluencia) hasta la zona de aguas profundas naturales en el Río de la Plata exterior y se delega en el Ministerio de Transporte la confección, aprobación e interpretación del contrato de concesión a suscribir con la AGP en el cual se fijarán las condiciones de prestación del servicio, y se establecerá esencialmente: “Un plazo de duración de 12 meses a partir de la finalización del plazo establecido por la Resolución N° 129/21 del Ministerio de Transporte, prorrogable hasta la toma de servicio por parte de quien o quienes resultaren adjudicatarios de la licitación encomendada por el Decreto N° 949/20. La base tarifaria y el mecanismo de financiamiento por el sistema tarifa o peaje, que percibirá la AGP en el marco de la Ley N° 17.520 y sus reglamentaciones, sin perjuicio de las subvenciones, subsidios y/o transferencias de aportes del Estado Nacional que transitoriamente resulte necesario efectuar, a los fines establecidos en el contrato. La delimitación de los ríos, canales, zonas, tramos, trazas y/o secciones en las que se conformará o segmentará la Vía Navegable Troncal, para que dichos tramos en cualquier momento se puedan afectar o desafectar respecto del alcance y el objeto del contrato, total o parcialmente, con relación a los distintos servicios que se prestan en los mismos. El procedimiento de eventuales ajustes, contemplando la participación u opinión de los usuarios, entidades representativas de los sectores afines y obligados al pago. La autoridad de control actuante y sus alcances, conjuntamente con la metodología de seguimiento y evaluación de la ecuación económica financiera de la concesión. El plan de obras a ejecutar y los parámetros técnicos exigidos para su ejecución, como así también los niveles de calidad o estándares para la adecuada prestación de los servicios conexos involucrados. El régimen de los bienes otorgados en concesión, y la obligación de realizar inventario. La obligación de garantizar la continuidad de las fuentes de trabajo del personal dependiente del Concesionario actual, incluyendo disposiciones afines en los contratos que eventualmente celebre la AGP en calidad de concesionario. Que la AGP en calidad de concesionario deberá celebrar, siguiendo los principios y lineamientos de su propio régimen de contrataciones, la/s licitación/es o compulsa/s de precisos necesarias para garantizar la navegabilidad de la Vía Navegable Troncal, manteniendo el actual nivel de prestación del servicio”.
© Copyright 2014 Revista Megatrade | Todos los derechos reservados
contacto@revistamegatrade.com.ar