Brasil: Sale la BR do Mar para que crezca el cabotaje y “a chartear buques” se ha dicho......

A toda marcha, el presidente brasileño promulgó el Programa de Estímulo al Transporte de Cabotaje que fundamentalmente flexibiliza la incorporación de flota charteada para ese tipo de modo – un armador puede chartear un buque de su principal del exterior o de otra colega con el grado de “bandera suspendida” – y crea el concepto de empresa brasileña de inversión en la navegación, con lo que espera que la matriz de transporte crezca hacia el mar. Más allá de que parte de la política regional puede pensar que es una ley para “empobrecer más a la marina mercante”, al menos se muestra iniciativa y si fue apoyada por el Congreso, no parece ser tan “liberal” como parece pensarse, y que sólo se da por el contexto de apertura económica brasileña, curiosamente, en un país de los más cerrados del mundo. Según la proyección oficial, el ingreso de más empresas y más flota en el cabotaje – 40% de incremento según la gente de Bolsonaro- podría llevar a la reducción de fletes internos y de 11 a 30% la participación del modo en la matriz total. Asimismo que aumentaría de 1,2 millones a 2 millones los contenedores movidos anualmente entre los puertos brasileños. La ley tiene los siguientes objetivos: ampliar la oferta y mejorar la calidad del transporte por cabotaje; incentivar la competencia y competitividad en la prestación del servicio, ampliar la disponibilidad de flota, incentivar la formación y calificación de los tripulantes nacionales, estimular el desarrollo de la industria naval de cabotaje, revisar la vinculación de las políticas de navegación de cabotaje con las de la construcción naval; incentivar las operaciones especiales de cabotaje y las inversiones que se dan en los puertos para atender carga en tipo, ruta o mercados todavía inexistentes o consolidados en cabotaje y optimizar el empleo de los recursos de la recuadación del Adicional al Flete para la Renovación de la Marina Mercante (AFRMM). Las directrices del programa son seguridad nacional, estabilidad regulatoria; regularidad de prestación de las operaciones, optimización de uso de embarcaciones fletadas, equilibro de la matriz logística brasileña; incentivo a la inversión privada, promoción de libre competencia, optimización del empleo de los recursos públicos, contratación y calificación profesional de marítimos nacionales; innovación y desarrollo científico y tecnológico; desarrollo sustentable, – esto no se ve mucho en la ley en sí- transparencia e integridad. Algunos medios de los pesados en Brasil prefirieron centrarse en la preocupación de los camioneros por que con la Ley, el gobierno quiera promover la vía marítima. Insólito….. Más allá de toda la biblioteca respecto a las ventajas del buque en el transporte, todavía el lema de “los tramos largos para el buque y los cortos para el camión”, no entra…. o habrá intereses que privilegian otra cosa – más allá del lobby camionero mal entendido-. Se ve que en todos lados se cuecen habas… Bolsonaro vetó algunos puntos del proyecto de su iniciativa aprobada por el Congreso, por un lado la obligación de que los buques charteados en forma especial tengan 2/3 de los marineros brasileños, tal como salió el proyecto del Congreso. Con el veto, la obligación sólo se da para oficiales. Según Bolsonaro, tal como habían salido el proyecto, implicaría mayores costos y alejaría el interés de los operadores. Otro de los puntos vetados, es la reimplantación del Reporto, una exención impositiva que se suspendió en el 2020 para la inversión en equipamiento portuario importado – que si uno ve el objeto de la ley, obviamente había entrado por la ventanay un cambio en la distribución de una alícuota que aporta el flete al sistema de renovación de flota que existe en Brasil hace muchos años. En realidad se dice que había un pedido del ministro de Economía, Paulo Guedes de vetar este tipo de programa sectorial frente a la defensa del ministro de Infraestructura, Tarcísio de Freitas. Ganó Guedes. La incorporación de equipamientos había generado buenos recursos en 2021 para las arcas federales, aunque no parece mal un esquema de eximición impositiva
© Copyright 2014 Revista Megatrade | Todos los derechos reservados
contacto@revistamegatrade.com.ar